Leasing

A medio o largo plazo

Es una fórmula de arrendamiento financiero a medio o largo plazo, de bienes de equipo o inmuebles que le permite financiar hasta el 100% del valor del bien.

Se formaliza con el pago de cuotas mensuales y al finalizar el contrato, se dispone de una opción de compra para acceder a la propiedad del bien financiado.

¿Qué puede financiarse con el Leasing?

Cualquier tipo de bien de equipo o inmueble destinado a uso empresarial. Puede contratarse incluso cuando el activo está en fase de fabricación o construcción.

¿Cuál es el plazo de financiación?

- Para bienes de equipo: mínimo legas establecido: mínimo dos años.

- Para inmuebles: mínimo 10 años.

¿Quién puede contratarlo?

- Personas jurídicas.

- Personas físicas dadas de alta en el censo de actividades económicas.

Tipos de leasing

- Financiero

En el leasing financiero intervienen tres personas, el arrendatario, arrendador y proveedor. La sociedad de leasing se compromete a entregar el bien pero no a mantenerlo o repararlo, siendo el cliente el que deberá pagar durante toda la vida del contrato sin poder rescindirlo, y llegado el término del mismo podrá o no ejercer la opción de compra.

- Operativo

Es el fabricante o distribuidor quien ofrece al usuario la posibilidad de financiar el bien a través del alquiler, con la posibilidad de compra al término del contrato.

- Leasing con apalancamiento financiero

Además del arrendatario y arrendador, interviene un prestamista a largo plazo, que contribuye a la operación con el 80% del valor de la misma.

- Leasing indirecto

Es el vendedor de un producto el que comunica al arrendatario y arrendador.

- Lease Back o retroleasing

El arrendador compra un bien a un usuario que después de un período se convierte en arrendatario

Ventajas del leasing

Al financiar la compra con leasing, se considera el alquiler como un gasto por lo que los beneficios se reducen respecto al tener menos beneficios, pagará menos impuestos.

Se beneficia de una doble deducción fiscal:

El leasing evita al cliente el pago del IGIC de la compraventa, que corre a cargo de la entidad de leasing. Este aspecto es especialmente interesante en operaciones de importes elevados, ya que el cliente tardaría bastante tiempo en recuperar el IVA.

El leasing permite deducir de la base imponible del Impuesto de Sociedades o IRPF del arrendatario hasta el doble de la amortización fiscal (o el triple en caso de pymes ), lo que reduce el coste financiero-fiscal de la operación.

Costes del leasing

Imprimir