¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
Servicio de Creación de Empresas  Síguenos en Facebook                   Suscríbete  

Préstamo Participativo (ENISA)

Introducción, definición y características

Uno de los problemas tradicionales con el que tropiezan las pequeñas y medianas empresas, en especial las de reciente creación o innovadoras, y que constituye una limitación para su desarrollo, es el que se refiere a la dificultad que tienen para acceder a la financiación a largo plazo, ya sea en forma de fondos propios o ajenos.

La menor dimensión de estos proyectos y el hecho de tratarse de empresas de reciente creación o innovadoras, elevan el riesgo de la operación, dificulta los procesos de desinversión y aumenta el coste unitario de gestión, provocando un insuficiente interés por parte del sector privado por la financiación de estos proyectos.

El resultado es la paralización de los proyectos por falta de recursos o una estructura financiera caracterizada por la elevada dependencia de los recursos ajenos a corto plazo, con la consiguiente fragilidad que ello comporta.

Desde la Empresa Nacional de Innovación S.A. (ENISA), empresa pública dependiente de la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa, se viene estudiando desde hace tiempo, dentro de la política de fomento de las pymes, un marco de actuación tendente a solucionar dicha problemática, promoviendo nuevas figuras de financiación a largo plazo.

Dentro de esta búsqueda, y partiendo de la experiencia acumulada durante años de promover el capital riesgo, se está desarrollando en los últimos años el préstamo participativo como complemento para la financiación de las pymes.

Definición y características

En ENISA, tratando de solventar las problemas de financiación de las pymes, hemos completado tales características con las siguientes:

  • Empresa pública dependiente de la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa.
  • Es a largo plazo (entre 5 y 10 años), dentro del que se contempla un largo periodo de carencia (entre 3 y 8 años).
  • No se exigen garantías adicionales a las que ofrece el propio proyecto empresarial y la preparación y experiencia del grupo gestor que lo promueve. Frente al préstamo tradicional, se busca una financiación más respetuosa con los ciclos económicos de las empresas, acomodando el pago de intereses a los resultados de las mismas; y sin garantías adicionales a la viabilidad del propio proyecto empresarial.

Esta figura de financiación de las empresas, conforme a su regulación legal , tiene las siguientes características distintivas:

  • La retribución del capital invertido se liga con la evolución de la actividad de la empresa que recibe el préstamo
  • Es deuda subordinada, es decir, que el prestamista participativo se sitúa después de los acreedores comunes en orden a la prelación de créditos
  • Se consideran patrimonio contable a los efectos de reducción de capital y liquidación de la sociedad previstas en la legislación mercantil.
  • Los intereses pagados son deducibles del impuesto de sociedades.
  • Y, por último, y para mantener las garantías frente a terceros, el préstamo sólo podrá amortizarse anticipadamente si se compensa con una ampliación de igual cuantía de sus fondos propios.

Lineas de Financiación

ENISA facilita financiación a la PYME a través de distintas modalidades:

Líneas de financiación para la creación de empresas

Líneas de financiación para empresas innovadoras

Líneas de financiación para el crecimiento empresarial

Líneas Especiales

 

ImprimirCorreo electrónico

creacion-empresas-blanco

 

Solicita cita previa

en el

922 100 405

922 100 410