¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
Servicio de Creación de Empresas  Síguenos en Facebook                   Suscríbete  

El Autoempleo

Una buena opción para desarrollarte profesionalmente

El mercado laboral actual se caracteriza por su complejidad y por la dificultad que tienen determinados colectivos (jóvenes, mujeres, discapacitados, inmigrantes, mayores de 40 años...) en encontrar empleo estable.

Por otra parte, muchos universitarios o alumnos de formación profesional una vez finalizan sus estudios, no consiguen una primera oportunidad laboral hasta superada la treintena. Otros se dedican a realizar cursos organizados por academias o cursos ocupacionales para desempleados. Y otros se escudan detrás de unas oposiciones, a pesar de saber que tendrán pocas opciones.

Ante esta coyuntura, debemos tomar conciencia de que el autoempleo puede ser una oportunidad para desarrollar todos los conocimientos adquiridos y poner en valor esa formación a través de la puesta en marcha de una iniciativa empresarial.

Hay muchas razones por las que una persona puede escoger el autoempleo como salida profesional. Algunas de estas razones son: obtener un beneficio económico, trabajar para uno mismo y sin jefes, como salida al desempleo, para desarrollarse profesionalmente.

Ventajas del autoempleo

  • Salir de una situación de desempleo creando nuestro puesto de trabajo y del resto de empleados.
  • Ganar dinero, obtener un beneficio y rentabilidad económica e incrementar el patrimonio personal y de la empresa.
  • Contribuir a la generación de riqueza en nuestra región.
  • Desarrollar nuestras capacidades creativas y de innovación.
  • Trabajar para uno mismo, desarrollando nuestras propias iniciativas y proyectos.
  • Auto realizarse, obtener prestigio social y reconocimiento profesional.
  • Satisfacción personal por el trabajo bien hecho, la buena organización y servicio a los clientes.

Desventajas del autoempleo

  • Estar expuestos a perderlo todo ya que, normalmente existe un riesgo económico si el proyecto empresarial fracasa.
  • Sentirse a veces en soledad, y no saber a quién contar los problemas, éxitos y proyectos que surgen durante la actividad de la empresa.
  • Tener que realizar todo tipo de actividades de gestión, comerciales, fabricación, etc., principalmente si se trata de una empresa pequeña y no se dispone de suficientes recursos humanos.
  • Dedicar a la actividad de la empresa todo nuestro tiempo de trabajo, e incluso de ocio, con el coste familiar y de amistades que ello supone.
  • Conciliar intereses entre socios y resolver conflictos con el objetivo de mantener la supervivencia de la empresa.
  • Resolver todos los problemas que se plantean y tener que aprender de los errores, con el coste que ello conlleva.

Créditos de contenidos

ImprimirCorreo electrónico

creacion-empresas-blanco

 

Solicita cita previa

en el

922 100 405

922 100 410